Pence: “La era de la paciencia estratégica con Corea del Norte ha terminado”

Pence: “La era de la paciencia estratégica con Corea del Norte ha terminado”

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence usó una visita a la frontera fuertemente militarizada entre las dos Coreas lunes para declarar que “todas las opciones están sobre la mesa” en el trato con Pyongyang, el día después de la última prueba fallida de misil del Norte.

Pence declaró que la “era de paciencia estratégica con Corea del Norte ha terminado”, expresando impaciencia por la falta de voluntad del régimen para avanzar hacia la renuncia a las armas nucleares y misiles balísticos.

El viaje de Pence al punto álgido de la frontera puso de relieve la política de Washington hacia el cambio del estado aislado después de años de pruebas nucleares y de misiles realizadas en desafío a la comunidad internacional.

El vicepresidente de Estados Unidos voló en helicóptero al campamento militar Bonifas, un puesto de mando de las Naciones Unidas liderada por Estados Unidos a pocos cientos de metros (yardas) al sur de la zona desmilitarizada.

Washington quiere garantizar la seguridad “a través de medios pacíficos, por medio de negociaciones. Sin embargo, todas las opciones están sobre la mesa a medida que continuamos trabajando hombro con hombro con el pueblo de Corea del Sur”, dijo Pence en el pueblo fronterizo de Panmunjom.

Tanques del Ejército (KPA) se muestran durante un desfile militar que marca el 105 aniversario del nacimiento del fallecido líder de Corea del Norte Kim Il-Sung en Pyongyang el 15 de abril de 2017. (Foto: AFP PHOTO / Ed JONES)

Pence ─hablando en Freedom House, a pocos metros de la línea de demarcación militar que describió como una “frontera de la libertad” ─ dijo que la relación de Estados Unidos con Corea del Sur eran “firmes e inmutables”.

“El mensaje del pueblo de los Estados Unidos de América es que buscamos la paz, pero Estados Unidos siempre ha buscado la paz a través de la fuerza y ​​mi mensaje hoy aquí de pie con las fuerzas de Corea, de pie con los valientes soldados de la República de Corea, es un mensaje de determinación”.

“El pueblo de Corea del Norte, el ejército de Corea del Norte, no deben dudar de la determinación de los Estados Unidos de América para apoyar a nuestros aliados”.

Las tensiones entre Pyongyang y Washington se han disparado en las últimas semanas, mientras una serie de pruebas de armas de Corea del Norte han forjado advertencias cada vez más incisivas de la administración de Donald Trump.

El presidente de Estados Unidos ha indicado que no permitirá a Corea del Norte desarrollar un misil balístico intercontinental capaz de transportar una carga explosiva nuclear al oeste de Estados Unidos.

El líder de Corea del Norte Kim Jong-un desde un balcón de La Gran Casa de Estudios durante una parada militar que marca el 105 aniversario del nacimiento del fallecido líder de Corea del Norte Kim Il-Sung, en Pyongyang el 15 de abril de 2017. (Foto: AFP / ED JONES)

Pyongyang insiste en que necesita un poderoso arsenal – incluyendo las armas atómicas – para protegerse de lo que dice es la siempre presente amenaza de la invasión de las fuerzas hostiles de Estados Unidos.

Un alto asesor de política exterior de la Casa Blanca el domingo fue el último oficial de Trump en advertir que, si bien la presión diplomática era preferible, la acción militar es en gran medida una opción.

“Tenemos una amplia gama de instrumentos a disposición para el presidente en caso de que opte por utilizarlas”, dijo el funcionario.

El último lanzamiento – que fracasó cuando el misil explotó segundos después del despegue – se produjo un día después de que el Norte llevó a cabo un masivo desfile militar desafiante en Pyongyang que mostró cerca de 60 misiles, incluyendo un supuesto nuevo misil balístico intercontinental.

El Norte tiene la costumbre de realizar pruebas de disparo de misiles para marcar fechas importantes como el 105 aniversario del nacimiento del fundador de la nación Kim Il-Sung del sábado, o como gestos de desafío cuando altos funcionarios estadounidenses visitan la región.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur dijo que mediante la realización de la última prueba, sólo un día después de mostrar una serie de misiles, “Corea del Norte ha amenazado todo el mundo”.

Después de visitar la zona de distensión, se espera que Pence mantenga conversaciones con Corea del Sur, el presidente interino Hwang Kyo-Ahn en Seúl.

Pence tratará de mantenerse alejado de la tumultuosa política interna de Corea del Sur antes de las elecciones el próximo mes.

Pero, sin duda, abordará las preocupaciones en Washington que cualquier nuevo gobierno puede ralentizar el despliegue de THAAD, un sistema diseñado para derribar misiles de Corea del Norte o en otro lugar.

Esta es la primera visita de Pence a Corea del Sur – parte de una gira en Asia, que también incluye paradas en Japón, Indonesia y Australia – y aunque fue concebida hace meses, no podía llegar en un momento de más alta tensión.

 

Fuente: The Times Of Israel | Traduce: © estadodeisrael.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*