Estudiante británica estaba de pie cerca del asesino árabe porque cedió su asiento a mujer con bebé

Estudiante británica estaba de pie cerca del asesino árabe porque cedió su asiento a mujer con bebé

Hannah Bladon, la estudiante británica que fue asesinada a puñaladas en el tren de Jerusalém el viernes, estaba de pie junto a las puertas de salida del tren, cerca del terrorista árabe (palestino), porque había renunciado a su asiento para permitir que una mujer que sostenía un bebé se sentara, informó el sábado la televisión israelí.

El terrorista palestino, Jamil Tamimi de 57 años, dijo a los investigadores que él la atacó porque quería morir y esperaba que el soldado que estaba de pie junto a ella en el tren lo matara, el Canal 2 de la televisión informó, describiendo el asesinato como “un intento de ataque suicida”.

Tamimi estaba de regreso de un hospital mental en el norte de Israel cuando llevó a cabo el apuñalamiento mortal. Había llamado por teléfono a su familia cuando llegó a Jerusalém, y hablado con uno de sus hijos, quien le dijo que la familia no quería ningún contacto con él, en parte debido a que previamente había sido declarado culpable de abusar sexualmente de su hija.

Le dijo a los investigadores que él sintió que no tenía “nada que perder”. Compró un cuchillo en la ciudad vieja y abordó el tren ligero en la puerta de Damasco, poco antes de 13:00 Al ver a un soldado armado a bordo, se decidió a atacar a la joven mujer – Bladon – que estaba de pie cerca. Sacó el cuchillo que acababa de comprar y la apuñaló varias veces, hiriendola de gravedad.

Cuchillo utilizado en un ataque punzante en el tren ligero de Jerusalém, cerca de la plaza de las FDI en la capital el 14 de abril de 2017. (Policía de Israel)

“Yo la ataqué esperando que el soldado me dispare”, el informe de la televisión citó Tamimi diciendo a los investigadores.

Tamimi ha permanecido en prisión preventiva y está siendo enviado a pruebas psiquiátricas.

En un comunicado el sábado, la familia en el Reino Unido, dijo Hannah Bladon “era la más humanitaria, sensible y compasiva que usted podría querer”.

Su “acto final de bondad”, según el informe de la televisión, fue ceder su asiento en el tren para la mujer que sostenía un bebé. Bladon había estado previamente sentada más atrás en el carro, pero se levantó para que la mujer tome asiento, y fue a pararse cerca de la puerta de salida.

La familia de Bladon dijo que estaban “devastados” por su muerte en un “ataque sin sentido y trágico”.

 

Fuente: The Times Of Israel | Traduce: © estadodeisrael.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*