Cómo Hamas está ganando corazones y mentes en Europa

A finales de febrero, en Estambul, la Conferencia de los palestinos en el Extranjero convocada con el supuesto objetivo de promover el apoyo mundial a los palestinos. Su propósito real era reforzar el estatus de Hamas en el ámbito internacional.

Muchos de los organizadores de la conferencia, a la que asistieron miles de árabes y los árabes que se hacen llamar palestinos de todo el mundo, son de origen palestino.

Pero a los que siguieron muy de cerca lo que sucedió en Estambul, se les hizo evidente que muchos de los organizadores y los asistentes tenían algo más en común: se sabe que han sido miembros – por décadas – de las redes de afiliados a la Hermandad Musulmana de toda Europa.

Esta no ha sido la primera conferencia de este tipo. Muchas, como esta  han tenido lugar en los últimos años. Muchas de las mismas caras están presentes – incluyendo a los miembros actuales y anteriores de los Hermanos Musulmanes, a un nivel más o menos oficiales, y miembros actuales y pasados de Hamas.

Su objetivo común es promover la legitimidad internacional para Hamas – en Europa, África, Oriente Medio (por supuesto) e incluso en América Latina – en un intento de desafiar la posición internacional de la OLP como el «único representante legítimo del pueblo palestino».

Hamas, de esta manera, va establecimiento de manera lenta pero segura una infraestructura global de partidarios que están proporcionando no sólo el estímulo y la legitimidad, sino también un poco de ayuda financiera.

Trazar los contornos de esta infraestructura confiere los más sorprendentes entendimientos.

Por ejemplo, Gran Bretaña resulta ser el anfitrión de la mayoría de actividades semi-oficiales de Hamas y los Hermanos Musulmanes. Más que cualquier otro país de Europa.

El entonces líder de Hamas, Ismail Haniyeh (I) y el preso árabe [palestino] liberado Yahya Sinwar, uno de los fundadores del ala militar del grupo terrorista, saluda mientras partidarios celebran la liberación de cientos de presos en un canje por el soldado israelí Gilad Shalit, en Jan Yunis, en el sur de Gaza el 21 de octubre de 2011. (AFP / Said Khatib)

Un ejemplo casi por excelencia de tal actividad al amparo de una apariencia inocente es Global Anti-Aggression Campaign.

“Este grupo se estableció en 2003 en Arabia Saudita”, dijo el Dr. Ehud Rosen, experto en el Islam político y la Hermandad Musulmana, quien junto a Steven Merley, otro experto, escribieron un estudio exhaustivo sobre el tema. Merley comenzó un sitio web, Global Muslim Brotherhood Daily Watch, que informa sobre la actividad de los Hermanos Musulmanes en todo el mundo.

Líder político de Hamas, Khaled Meshaal en una manifestación en honor de Hamas en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, 21 de octubre de 2015. (AFP / Rodger Bosch)

“Fue iniciado por dos ex miembros de Al-Qaeda, tanto de Arabia Saudita, que intentó marcar a la nueva organización como «no-violenta»”, dijo Rosen.

“La organización fue reiniciada en Qatar en 2005 [tras las objeciones del gobierno saudí para alojarlo en suelo saudí].

Su grupo fundador a partir de 2005 incluye a funcionarios de alto rango de Hamas, entre ellos el líder político, Khaled Mashal, junto a representantes de otros grupos, como la organización mundial de los Hermanos Musulmanes, los salafistas y yihadistas salafistas.

“El grupo ha llevado a cabo muchas conferencias y fatwas emitidas en contra de Occidente, como contra Francia después de que comenzara la acción militar en Mali”.

La campaña comenzó a enfocarse en Gaza en 2009, durante y después de la Operación Plomo Fundido, una campaña militar israelí destinada a detener el lanzamiento de cohetes desde Gaza hacia Israel.

En una conferencia celebrada en febrero de 2009, el grupo decidió convertir a Gaza en un nuevo frente para la yihad bajo los auspicios de la “Declaración de Estambul”.

La declaración, firmada por 90 clérigos musulmanes de todo el mundo, incluidos los miembros de Hamas, declaró que la Autoridad Palestina no era el representante del «pueblo palestino», sino que el “gobierno electo de Hamas”, era de hecho el representante legítimo.

La declaración atacó a la Iniciativa de Paz Árabe de patrocinio saudí – una propuesta que ofrece la normalización de las relaciones entre los países árabes e Israel a cambio de que Israel se retire de los territorios reclamados por los palestinos – llamando a esta iniciativa nada menos que “una traición probada de la Nación Islámica y a la causa palestina, y una traición flagrante del pueblo palestino”.

“Este grupo [Global Anti-Aggression Campaign], al igual que algunos otros grupos musulmanes en toda Europa, no se hacen llamar “Hermandad Musulmana” o “partidario de Hamas”. Se trata de redes de grupos esparcidos por casi todo el mundo. Por su parte, los líderes de los Hermanos Musulmanes afirman que su movimiento está activo en 80 países, pero desde el 11 de septiembre de 2001, e incluso antes, los grupos identificados con [la Hermandad] han negado cualquier relación”, dijo Rosen.

“Tomemos otro ejemplo: FIOE, la Federación de Organizaciones Islámicas en Europa“, dijo. “Treinta y siete grupos diferentes en los distintos países del continente operan bajo esa organización, y con los años han creado una imagen de sí mismos como «los representantes legítimos» del Islam mayoritario”.

El grupo es conocido como IGD en Alemania y en Francia UOIF. Lo mismo está sucediendo en los países escandinavos y en casi todas partes.

Estas redes operan de acuerdo con el modelo establecido por la Hermandad Musulmana y Hamas.
En cada país existe una red de organizaciones de la sociedad civil; en otras palabras, Dawa, una palabra en árabe que significa proselitismo o la predicación del Islam.

Estas organizaciones están a cargo de figuras conocidas que son cabeza de madrasas o escuelas musulmanas; mezquitas; organizaciones benéficas que elevan el dinero no sólo para los musulmanes en Europa, sino también para Hamas; e incluso las asociaciones de estudiantes en cada universidad muy conocida en Europa.

Recientemente, se han establecido grupos musulmanes de “derechos humanos” que trabajan para fortalecer el apoyo a la ideología de la Hermandad Musulmana y Hamas.

Essam Mustafa (Youtube captura de pantalla)

Muchas figuras prominentes de estos grupos, una vez más, operan en suelo británico. Aquí hay unos ejemplos.

Anas Altikriti, natural de Irak, es el hijo de un funcionario de alto rango de la Hermandad Musulmana. Su padre huyó del régimen de Saddam Hussein a Gran Bretaña.

Él mismo nació en Irak, pero ha vivido en Londres desde que tenía dos años de edad. Visitó la Casa Blanca hace dos años y se reunió con el presidente Barack Obama. A pesar de que es compatible con sus políticas, él dice que no es un miembro de los Hermanos Musulmanes.

Muhammad Sawalha, de origen palestino, es muy conocido para el establecimiento de seguridad israelí como uno de los fundadores del ala militar de Hamas en Judea y Samaria. También vive en Londres.

Zaher Birawi, un ex agente de Hamas en la Franja de Gaza, fue uno de los portavoces de la flotilla Mavi Marmara y ha participado en otras flotillas.

Essam Yusuf Mustafa es un ex miembro del ala política de Hamas, al menos de acuerdo con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Mustafa, uno de los organizadores de la última conferencia en Estambul, está en el consejo de administración de otra organización, Interpal, la cual fue declarada una organización de apoyo al terrorismo por los Estados Unidos se remontan a 2003.

Tanto Birawi y Mustafa viven en Gran Bretaña.

Los miembros de las fuerzas de seguridad palestinas de Hamas representan la incursión a una base IDF durante una ceremonia de graduación en la ciudad de Gaza el 22 de enero de 2017. (AFP / Mahmud Hams)

Mustafa era un líder de un grupo llamado la Coalición Caridad (también conocida como Union of Good), que recaudó dinero para Hamas en la década de 2000 y obtuvo el apoyo espiritual de Yusuf al-Qardawi, el clérigo suní y miembro de los Hermanos Musulmanes.

El grupo turco IHH, que fue uno de los organizadores de la flotilla Mármara, también fue parte de la Coalición de la Caridad.

Hay otros, dentro y fuera de Gran Bretaña: Ismail Patel, jefe del grupo los Amigos de Al-Aqsa; Daud Abdullah, natural de Granada, un ex miembro del Consejo Musulmán de Gran Bretaña, que ayuda a operar un sitio de noticias que tiene una postura pro-Hamas y pro-Hermandad Muasulmana; Azzam Tamimi, un palestino que es el CEO de la cadena de televisión Alhiwar, que opera desde Londres y se considera explícitamente pro-Hamas (Zaher Birawi conduce un programa en la estación).

De origen egipcio Ibrahim el-Zayat, que actualmente vive en Alemania, que es considerado una figura clave en las transacciones financieras de estas redes; e Ibrahim Munir Mustafa, también egipcio de nacimiento, que preside la organización internacional del movimiento de los Hermanos Musulmanes y vive en Londres.

Rosen, que ha estado siguiendo estos nombres desde hace bastante tiempo, dijo que hay una distinción entre los miembros de la Hermandad Musulmana oficial, tales como los que operan en Egipto, y las redes que se piensa que están identificados con ellos.

“Estos son en grupos de efectos que surgieron a partir de los antiguos miembros de los Hermanos Musulmanes que huyeron de Egipto en la década de 1960 y se establecieron en Europa. Estos grupos fueron fundados sin órdenes directas de la Hermandad, sin una estructura de mando centralizado o un comandante prominente”, explicó.

“Pero hay redes definidas aquí, con importantes nexos, como con Londres o Alemania. Cooperan con la Hermandad Musulmana oficial y con Hamas.

El lugar de Hamas en la enorme organización conocida como la Hermandad musulmana mundial está creciendo en este momento”, dijo. “Hamas es carne y sangre propia del movimiento, y quiere tomar el control de la OLP.

Esta es la razón por la que su actividad global ha adquirido una nueva importancia.

La organización palestina está tratando de reinventarse a sí misma, con una nueva plataforma y una dirección supuestamente más moderada, pero siguen siendo la misma organización.

“El grupo BDS [Boicot, Desinversión y Sanciones contra el Estado Judío] se beneficia de esta infraestructura islamista y recibe asistencia de organizaciones que se identifican con Hamas o los Hermanos Musulmanes”, dijo Rosen.

“Y se habla de manera persistente de Khaled Meshaal, el líder del ala política de Hamas, como el sustituto de Ibrahim Munir como el presidente de la organización internacional del movimiento de los Hermanos Musulmanes”.

 

Por: Avi Issacharoff | En: The Times Of Israel | Traduce: Yojanán Sarmiento

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*