Gran expectativa por el encuentro de hoy entre Netanyahu y Trump


El primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, se reunirá hoy con el presidente Donald Trump en Washington, DC, en lo que será la primera visita oficial a la Casa Blanca desde que asumió el nuevo mandatario de Estados Unidos. Según fuentes cercanas a Netanyahu, el principal objetivo del encuentro será mejorar las relaciones entre ambos países después de los años de Obama.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Netanyahu aterrizó en la base de la Fuerza Aérea de Andrews. Entre los que acompañan al primer ministro se encuentran su esposa Sara, el hijo mayor de la pareja, Yair, y algunos de sus asesores de alto nivel y varios reporteros israelíes.
El primer ministro se reunió ayer con el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, antes de su reunión de hoy con Trump. Durante su visita, también se reunirá con el vicepresidente estadounidense Mike Pence y los líderes republicanos y demócratas en el Congreso.
El encuentro del miércoles en la Casa Blanca, el primero desde la inauguración de Trump, ayudará a definir las agendas políticas de ambos países sobre temas integrales como Irán, Siria y el conflicto israelí-palestino.
Irán y el conflicto israelo-palestino han sido fuentes persistentes de tensión entre Netanyahu y el ex presidente Barack Obama. Se espera que los dos líderes tengan la misma mirada sobre estos dos temas específicos, aunque todavía quedan puntos de desacuerdo.
El domingo, Netanyahu declaró que los temas de seguridad eran su máxima prioridad, pero los miembros de su partido y el flanco derecho de la coalición, el partido Bayit Yehudi, se han centrado en la cuestión israelí-palestina argumentando que era el momento adecuado para redefinir el conflicto.
Unos 12 ministros y parlamentarios del Likud le pidieron que introdujera la idea de anexión en la reunión. Los políticos de derechas también han pedido a Netanyahu que renuncie a la idea de un estado palestino e imponga la aceptación estadounidense del derecho de Israel a construir en cualquier lugar Judea y Samaria.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Netanyahu ya ha dicho en privado a los ministros que planea apoyar una solución de dos estados. Se espera que él avance un plan mucho más cauteloso de apoyo de EE.UU. para la construcción en los bloques de asentamientos.
El presidente ha expresado un fuerte interés en el proceso de paz en Medio Oriente, sugiriendo que su yerno y consejero de alto rango, Jared Kushner, puede dirigir el cargo. Pero para que ese objetivo tenga éxito, necesitará al líder israelí de su lado.
Las apuestas son altas para Netanyahu en la reunión programada del miércoles. Aunque Trump ha prometido que la alianza entre Estados Unidos e Israel será diferente bajo su liderazgo, el primer ministro necesitará traducir esa promesa en compromisos reales.
Después de la votación del Consejo de Seguridad en diciembre, Trump prometió que su administración adoptaría un enfoque diferente al de Barack Obama en cuanto a los llamados asentamientos.
Por otro lado, Trump ha prometido a lo largo de su campaña que sería el presidente estadounidense a cargo de trasladar la embajada del país de Tel Aviv a Jerusalem, lo que mandaría un mensaje de que su gobierno reconoce a Jerusalem como la capital judía.
El Congreso aprobó en 1995 la Ley de Embajadas de Jerusalem, reconociéndola como la capital de Israel. No obstante, cada presidente que ha estado en el cargo desde entonces ha firmado renuncias de seguridad nacional para suspenderla.
Otro tema que espera poder ser debatido en la reunión es el acuerdo nuclear con Irán, negociado en 2015 entre ese país, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y Alemania, que limita la capacidad de Teherán para desarrollar sus potencias nucleares a cambio de sanciones simplificadas.
Sin embargo, Netanyahu ha sido uno de los mayores opositores al acuerdo, manifestando que “es impenitente, no se reforma, Irán pide la erradicación de Israel, promueve el terrorismo internacional“. Es por eso que una de sus mayores expectativas es que el presidente de EE.UU imponga nuevas sanciones internacionales a Irán.
A pesar de las opiniones que cada mandatario pueda tener sobre los temas mencionados, Netanyahu buscará centrar el encuentro en la relación global entre Estados Unidos e Israel y en los fuertes lazos que mantiene con Trump, a quien conoce desde la década de 1980. Tanto Binyamin Netanyahu como Donald Trump, esperan que esta reunión sea el comienzo de una hermosa relación para los dos líderes y lazos más fuertes entre sus países.Con información de la Agencia Judía de Noticias

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*