Arqueólogos excavarán el lugar Bíblico donde se encontraba el Arca de la Alianza

Vista aérea del monte Bíblico que se cree que es el sitio de la antigua Kiryat Yearim, al oeste de Jerusalém. (Cortesía de Guillermo Schlegel)

Uno de los pocos grandes sitios bíblicos que aún no han sido estudiados, donde, según la Biblia, el Arca de la Alianza se mantuvo durante dos décadas, será excavado por los arqueólogos este verano por primera vez.

Los organizadores esperan que el estudio previsto de Kiryat Ye’arim (también transcrito como Quiriat-jearim) arroje luz sobre la importancia del sitio durante la Edad de Hierro, el período asociado a la narración Bíblica del Rey David.

Kiryat Ye’arim es mencionada más de una docena de veces en la Biblia como una ciudad judaíta situada cerca de Jerusalém durante el período de los jueces y el rey David, la edad de hierro, en términos arqueológicos.

La ciudad bíblica está asociada con la colina donde se encuentra el monasterio de Deir El-Azar, junto a la ciudad árabe moderna de Abu Ghosh, a 12 kilómetros (7 millas) al oeste de la ciudad vieja de Jerusalém. Una ciudad judía moderna fundada cerca lleva el nombre del antiguo sitio.

Josué pasa el río Jordán con el Arca de la Alianza por Benjamin West, 1800 (Wikipedia)

La primera temporada de trabajo Shmunis Family Excavations en Quiriat-jearim se inicia en agosto bajo los auspicios de Israel Finkelstein de la Universidad de Tel Aviv y Christophe Nicolle y Thomas Römer del Colegio de Francia.

“El lugar es importante por varias razones”, dijo Finkelstein a The Times de Israel. “Es un sitio grande, en el centro de las colinas de Jerusalém que no ha sido estudiado hasta ahora. Puede ser el único sitio clave en Judá que no ha sido objeto de una excavación arqueológica sistemática”.

La corona de la colina está en gran parte al descubierto, a excepción de un monasterio del siglo 20 dedicado a la Virgen de la Arca de la Alianza, asentado sobre las ruinas de un edificio bizantino temprano en la cumbre.

La excavación se centrará en el área alrededor del monasterio. Gran parte del sitio, dijo Finkelstein, se cree que es relativamente tranquilo.

Iglesia de Notre Dame de l’Arche de l’Alliance cerca de Abu Ghosh (Imagen de dominio público por Ori ~, vía Wikimedia Commons)

Uno de los aspectos atractivos de Kiryat Ye’arim es la probabilidad de que haya habido un antiguo templo en el lugar, cuyos restos podrían aún permanecer bajo tierra.

Este descubrimiento podría ayudar a los estudiosos a entender mejor las prácticas de culto en Judá durante la Edad del Hierro.

En varias partes de la narración Bíblica, Kiryat Ye’arim es aludido como lugar de culto religioso.

Se denomina indistintamente como Kiryat Baal [קרית-בעל] (Josué 15:60), Ba’alah ba’ale Judá en el libro de Josué, lo que sugiere que el sitio era en algún estuvo afiliado con el culto de Baal, dios de la tormenta del panteón cananeo.

Ilustración de 1728 del Arca en la erección del tabernáculo y los vasos sagrados, como en Éxodo 40: 17-19 (Gerard Hoet y otros, publicado por P. de Hondt en La Haya / Wikipedia)

De acuerdo con el Libro de Samuel, el Arca de la Alianza fue almacenada en Kiryat Ye’arim durante 20 años después de que fuera devuelta a los hijos de Israel por los filisteos, que la habían capturado en la batalla y para su consternación, fueron heridos con enfermedad.

El texto dice que el arca fue almacenada “en la casa de Avinadab en la colina” y atendida por el sacerdote Eleazar antes que el rey David la transfiera a su capital en Jerusalém.

Si la historia del arca almacenada en Kiryat Ye’arim es tomada como un hecho histórico, Finkelstein argumenta, el hecho de que se mencione en este contexto sugiere que la ciudad era de gran importancia, y es razonable suponer que había una templo allí.

“Para seguir la historia, el lugar donde tomaron el Arca de la Alianza no fue, por supuesto, un terreno cualquiera ni debajo un árbol, se refieren a un importante lugar de culto”, dijo.

La naturaleza exacta de ese santuario, sin embargo, no está claro.

El libro de Josué fue compilado siglos después de los acontecimientos descritos en el texto. ¿La asociación del libro de Kiryat Ye’arim con una deidad pagana indica el culto contemporáneo a Baal, o aluden a una época pasada?.

Las principales cuestiones relativas a la forma de culto realizado en Kiryat Ye’arim son difíciles de resolver a través de la excavación del sitio, dijo Finkelstein.

“Se necesita mucha suerte para que la arqueología pueda proporcionar respuestas a estas preguntas complejas”, dijo.

Sin embargo, Finkelstein dijo que espera que la excavación proporcione información vital sobre la historia del establecimiento del sitio, su ascenso y caída, de la que los estudiosos pueden ser capaces de reflexionar sobre el panorama más amplio de la vida en la Edad de Hierro en Judá, incluyendo la cercana Jerusalém.

 

3 Comments

Leave a Reply