El dispositivo PrePex de Israel circuncidará a millones de personas para reducir el riesgo de VIH en un 60%


Más de dos tercios de todas las personas que viven con el VIH, unos 24,7 millones en total, viven en el África subsahariana, de acuerdo con amfAR, la Fundación para la Investigación del SIDA.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de los beneficios de la circuncisión, la eliminación del prepucio del pene, es un menor riesgo de transmisión del VIH. “Existe evidencia convincente de que la circuncisión masculina reduce el riesgo de infección por VIH adquirida heterosexualmente en hombres en aproximadamente un 60 por ciento”, afirma la OMS.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La semana pasada, el empresario israelí-estadounidense Tzameret Fuerst, el ex director general de Circ MedTech y el desarrollador de PrePex, un dispositivo de circuncisión no quirúrgico, se dirigió a la novena conferencia anual Geektime Tech en Tel Aviv. PrePex, el primer dispositivo médico en la historia de Israel aprobado por la OMS, permite realizar circuncisiones a gran escala, sin incisiones, sangrado o inyección de anestesia.

PrePex ya se ha utilizado en más de 250.000 procedimientos en 13 países de África y Asia. En total, la compañía ha entregado más de un millón de dispositivos que, según modelos matemáticos, evitarían aproximadamente 150.000 nuevos casos de VIH. Además, en la actualidad hay más de 1.000 proveedores de atención médica PrePex formados, 16 centros de formación PrePex y la compañía está colaborando con más de 45 ONGs en el terreno.

El procedimiento de la circuncisión, que sucede generalmente cuando un muchacho es un bebé (aunque algunos hombres valientes opten por él en edad adulta) también se practica en judaísmo e Islam como ritual religioso. La circuncisión está muy extendida en los Estados Unidos y, según una reciente revisión de la Clínica Mayo, el 77 por ciento de los varones nacidos en hospitales son circuncidados más tarde.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Sin embargo, hasta muy recientemente, la circuncisión no se ha practicado ampliamente en el África subsahariana debido al costo relativamente alto del procedimiento, la necesidad de un ambiente estéril y la experiencia médica – y la renuencia comprensible de los pacientes a someterse a un procedimiento tan delicado.

PrePex, un dispositivo de circuncisión rentable ideal por sólo USD12 por unidad. Un dispositivo no reutilizable, con PrePex las circuncisiones pueden ser llevadas a cabo por profesionales médicos de nivel inferior y enfermeras (un hecho que es crucial en países como Rwanda, que tiene un poco más de 300 médicos que tratan a una población de más de 11 millones) y no requiere el ambiente estéril de una sala de operaciones.Fuente: agenciaajn.com

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*