Kim Kardashian contrata a un guardaespaldas israelí


La estrella e icono de la cultura pop Kim Kardashian no toma más riesgos: días después de haber sido asaltada a punta de pistola, mientras estaba en su habitación de hotel en París, se reporta que ha decidido contratar a Aaron Cohen, un guardia de seguridad israelí que sirvió como combatiente altamente capacitado en el FDI.

Cohen es un israelí-americano que nació en Canadá. Después de trasladarse a Los Ángeles con su familia hizo aliá cuando tenía 17 años, viviendo en kibutzim Ma’ayan Tzvi y HaZore’a. Un año más tarde, fue reclutado en el ejército como soldado solitario, donde se desempeñó como Mista’arav (soldado encubierto haciéndose pasar por árabe) en la Unidad élite de Duvdevan.

Después de culminar su servicio militar, Cohen regresó a los EE.UU. y comenzó una empresa de seguridad dedicada a atender a las celebridades. Su compañía ha trabajado con algunos de los nombres más importantes en el mundo del espectáculo, de la cantante Katy Perry, con el actor Brad Pitt, e incluso el propio Terminator, Arnold Schwarzenegger. Kardashian, se informó, se ha unido a su lista de clientes.

Kardashian fue asaltada a principios de este mes, cuando un grupo de hombres enmascarados entró en su habitación de hotel, la agarró, le ató las manos y la puso en la bañera, antes de desaparecer con la joyería valorada en más de $ 10 millones.

El esposo de Kardashian, el cantante Kanye West, fue el que habría llamado a Cohen, en un esfuerzo por reforzar la seguridad alrededor de su esposa. Cohen mismo no confirmó ni negó el rumor.

“Debido a la naturaleza de mi negocio, no puedo confirmar si una persona se acercó a mí, pero puedo decir que es impensable que una estrella del calibre de Kim sólo tenga un guardia de seguridad”.

Al explicar su declaración, Cohen hace referencia a otro incidente en el que se ha visto comprometida su seguridad.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

“Cuando, por ejemplo, alguien recientemente trató de atacarla, y el guardia de seguridad le neutralizó, no había nadie para protegerla mientras él estaba ocupado”.

Cohen añadió que la exposición masiva de Kim en los medios impresos y sociales hacen de ella un blanco fácil.

“Usted tiene que entender que se trata de una estrella que tiene más seguidores en las redes sociales que los candidatos presidenciales”, dijo. “La gente sabe dónde se encuentra en casi todos los momentos, la joyería que tiene y también que su seguridad es deficiente. Se podría decir que está ‘pidiendo’ que le roben. Con todo lo que pasó, tiene suerte de estar viva”.

Además de su empresa de seguridad, Cohen también ha entrenado a soldados en todo el mundo en la lucha contra el terrorismo. También ha formado a actores en el combate cuerpo a cuerpo y el uso de armas, por lo que su actuación se vería en pantalla más realista. Entre sus clientes de combate de alto perfil se cuentan a Channing Tatum, Ewan McGregor y Keanu Reeves. “Me gustaría protagonizar una película”, admitió Cohen. “Pero no he conseguido un papel todavía”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*