Milagro en el hospital Carmel de Israel

Etty Koch (63), quien resultó herida de gravedad en un accidente de autobús en los túneles del Carmel hace dos meses y medio, salió de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Carmel en Haifa por primera vez para tomar el sol.

Etty con el Staff de profesionales del hospital | Foto: Elly Dadon

Había estado en un coma inducido durante las últimas semanas, ya que su vida se encontraba en verdadero peligro.

Etty Koch, residente de Kiryat Tivon (cerca de Haifa), estaba en el autobús 101 cuando acaeció el terrible accidente en el que 23 personas resultaron heridas, ocurrió.

“Es casi un récord, transfundir a un paciente aproximadamente 500 unidades de sangre. Tal ha sido el caso de Etty en la batalla por su vida”, relata el Dr. Arik Edén, jefe de la unidad de cuidados intensivos del hospital Carmel.

“Etty vino a nosotros en estado crítico después del accidente, su vida pendía de un hilo. Fue a través de una larga serie de cirugías y procedimientos complicados con un gran equipo de médicos y especialistas que participaron en su tratamiento todo el tiempo”.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Marina Nichanowitz, jefa de enfermería en la UCI del hospital Carmel, ha forjado un especial vínculo con Etty Koch, habiéndola recibido en el hospital a su llegada después del accidente, y dada su constante dedicación y tratamiento de apoyo junto con el resto del personal de enfermería.

“Después de todo un mes difícil en el que Etty estaba en un coma inducido y conectada a las máquinas de respiración, al verla hoy sentarse, hablar y sonreír es una imagen tan maravillosa que yo y todo el personal recibimos fortaleza para continuar con nuestro arduo trabajo”, contó la Enfermera Marina con emoción incontenible.

Etty Koch fue llevada por un pequeño paseo fuera de la UCI en una silla especial por primera vez esta semana, ya que se consideró que sería beneficioso para ella respirar el aire limpio y absorber algo de sol.

En una compleja operación logística que involucró médicos, enfermeras y técnicos del equipo de la UCI, Etty Koch fue capaz de salir a la zona situada frente a la entrada del hospital.

“La única cosa que recuerdo del accidente es que me encontraba de pie al lado del conductor, escuché un abrumador ‘Wow!’, Y luego simplemente perdí el conocimiento”, relató Koch, “me quedaba un resago de consciencia suficiente como para notar que había gente andando y exclamando a mi alrededor, y también sentí un tirón en mi cabello”.

“Unos segundos más tarde, todo se apagó y no recuerdo nada. Dos meses enteros de mi vida se acaban de borrar de mi memoria, y yo agradezco a Dios y los ángeles del personal Carmel que me devolvió la vida”, añadió.

“Estoy muy feliz, y me siento muy bendecida de haber recuperado mi vida. El trato que he recibido aquí en el hospital Carmel es el perfecto ejemplo de dedicación. Apenas yo hacía un pequeño movimiento, ellos aparecían para prodigarme sus cuidados. Su cuidado y dedicación realmente va más allá de las palabras”.Por: Ido Ben Porat | En: Israel National News | Traduce: Yojanan Sarmiento

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*