El Parlamento de Jordania acusa a ‘enemigo israelí’ de ‘terrorismo de Estado’

El parlamento jordano acusó a Israel el sábado de “terrorismo de Estado” contra el pueblo palestino, después de enfrentamientos fronterizos con la franja costera, debido a los cuales fuerzas israelíes mataron a tiros a siete habitantes de Gaza e hirieron a más de 140.

“El enemigo israelí, minando los derechos de los palestinos en su propia tierra … y sobre sus lugares sagrados, está ejerciendo el terrorismo de Estado ante los ojos de todo el mundo”, dice un comunicado difundido por la agencia estatal de noticias Petra.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Los legisladores en Jordania, uno de los dos únicos países árabes, además de Egipto, que tiene un tratado de paz con Israel, condenó “los crímenes cometidos por las fuerzas israelíes en la Ribera Occidental y Gaza.”

Después de varios días de enfrentamientos mortales en Cisjordania e Israel, la violencia se extendió el viernes a la Franja de Gaza.

“Las víctimas palestinas fueron el resultado de las acciones militares israelíes “bárbaras y racistas” que violan las leyes internacionales y humanitarias”según el comunicado.

También acusa a la comunidad internacional de “no mover un dedo para detener estas políticas racistas y detestables que están empujando la región y el mundo hacia una mayor violencia e inestabilidad.”

El ministro de Información jordano, Mohammed Momani, por su parte, advirtió que las acciones israelíes podrían “destruir todos los esfuerzos de paz en la región.”

El ejército israelí dijo que los disturbios estallaron el viernes al este de la ciudad de Gaza y Jan Yunis. Hubo múltiples intentos violentos de asaltar la valla fronteriza y 1.000 manifestantes se infiltraron en la zona de amortiguamiento, lanzando granadas, rocas y neumáticos en llamas a los soldados.

“Después de disparar tiros de advertencia, las fuerzas sobre el terreno respondieron con fuego hacia los principales instigadores a fin de evitar su avance y dispersar los disturbios”, dijo un comunicado de las FDI.

Más tarde, un cohete disparado contra Israel explotó en la región de Eshkol, sin causar heridos. Israel dijo el sábado que había desplegado baterías de defensa antimisiles Cúpula de Hierro en las ciudades del sur de Beersheba y Ofakim, además de las que ya están colocados en Sderot y Netivot.

El viernes fue el peor día de violencia en el enclave palestino desde la guerra del verano pasado entre Hamás e Israel.

Los choques se produjeron cuando el jefe de Hamas en Gaza, Ismail Haniyeh, llamó a la intifada e instó a más disturbios.

El sábado hubo más disturbios en la frontera con Gaza, con decenas de jóvenes que protestaban y lanzaban neumáticos en llamas, cerca del cruce de Erez.

Hasta el viernes, los disturbios se limitaron principalmente a Cisjordania e Israel. Una ola de ataques contra israelíes comenzó en Jerusalén semanas atrás, debido a rumores palestinos infundados de que Israel está ampliando su presencia en el Monte del Templo, lugar sagrado para musulmanes y judíos. Desde entonces, se han extendido al resto del país.

Los últimos días han visto una serie de ataques terroristas por los jóvenes palestinos armados con artículos para el hogar, como cuchillos de cocina, destornilladores y hasta un pelador de verduras. Los jóvenes no tienen vínculos con grupos armados y se han dirigido a los soldados y civiles israelíes al azar, lo que complica los esfuerzos de seguridad para predecir o prevenir los ataques.

La violencia, incluyendo el primer ataque de venganza aparente por un israelí y crecientes protestas por la propia minoría árabe de Israel, ha aumentado los temores de que la espiral de violencia se dispare aún más fuera de control. La imprevisibilidad y la brutalidad de los ataques, unidas a la temprana edad de algunos de los atacantes, han conmocionado a los israelíes y aumentado los temores de que una nueva intifada palestina pueda estar en marcha.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Los líderes de ambos lados han llamado a la calma. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha sido criticado por la línea dura dentro de su propia coalición de gobierno, así como por legisladores de la oposición, por no poner fin a la violencia creciente. En una medida destinada a aliviar las tensiones, Netanyahu ha prohibido a ministros y legisladores del Gabinete el visitar el sensible lugar sagrado de Jerusalén, por temor a inflamar aún más las tensiones.
Fuente: Times of Israel
Traducción: May Samra
Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*