Humala visita Israel

El presidente de Perú, Ollanta Humala, comienza una visita oficial de tres días a Israel y la Autoridad Palestina con la que busca afianzar las relaciones políticas bilaterales e impulsar la inversión en nuevos proyectos tecnológicos y de infraestructuras en su país.
Humala, que llegó a Tel Aviv y dedicó la jornada de ayer a visitar lugares santos cristianos en Galilea, ha incluido también a Catar en la que es su primera gira por la región.
La agenda oficial incluye entrevistas con los máximos dirigentes del país, como su homólogo, Shimón Peres, y el primer ministro, Biniamín Netanyahu, así como el presidente palestino, Mahmud Abás.
“Es una visita muy importante con la que aspiramos a expandir nuestras relaciones bilaterales con Perú y alcanzar un acuerdo de libre comercio como los que tenemos con Colombia y México”, explicó el director del Departamento de América del Sur en la Cancillería, Boaz Rotkin.
La balanza comercial entre los dos países asciende a unos cien millones de dólares (favorable en un 90 por ciento a Israel), que ambos gobiernos tratarán de ampliar mediante una serie de encuentros que Humala celebrará en Jerusalén con empresarios.
El miércoles, la canciller peruana, Eda Rivas, presidirá un seminario al que asistirán representantes de entre 50 y 80 empresas locales en los ámbitos de nuevas tecnologías, agua, agricultura, energías renovables e infraestructuras.
“Nuestro objetivo es fortalecer la cooperación en materia de educación, ciencia y tecnología, en especial en cuanto al manejo del recurso hídrico y la agricultura”, precisó la jefa de la diplomacia antes de abandonar Lima.
Rotkin agregó que numerosas firmas israelíes -entre las que destacan los gigantes Teva, Jevrá Le’Israel y Gilat Satellites Network- participan ya en proyectos de desarrollo en Perú, al que el líder peruano quiere sumar la firma de un futuro acuerdo de cooperación en materia de desarrollo.
Miles de peruanos se han capacitado en las últimas décadas en los institutos de cooperación del Ministerio israelí de Exteriores, y el nuevo acuerdo buscará institucionalizar aún más esta relación.
Acompañado por sus ministros de Economía, Luis Miguel Castilla; de Agricultura y Riego,
Milton von Hesse, así como de otros funcionarios del Gobierno, Humala tiene también previsto en esta visita acudir al Parlamento (Knéset) y rendir homenaje a las víctimas judías del nazismo en el Museo del Holocausto- Yad Vashem de Jerusalén.
El viaje del presidente peruano, que el martes será homenajeado por la Universidad Hebrea de Jerusalén, responde a una invitación personal que le extendió en 2011 el jefe del Estado, Peres, quien con su amigo y expresidente Alejandro Toledo dio un fuerte impulso a los nexos bilaterales.
En la Cancillería destacan que el último ejemplo de “amistad” de Perú en foros diplomáticos internacionales ha sido su voto a favor, hace unos días, para que Israel se convierta en “Estado observador” de la Alianza del Pacífico.
La de Humala es la primera visita de un jefe del Estado peruano a Israel desde 2005, cuando lo hizo Toledo, quien sin embargo, canceló en el último momento un desplazamiento a Ramallah, en Cisjordania, porque -reveló en su día una alta fuente peruana- no estaba dispuesto a rendir homenaje al por aquel entonces recién fallecido líder palestino, Yaser Arafat.
Las relaciones peruano-palestinas han mejorado notablemente desde esa fecha y en 2011 Perú fue uno de los primeros países de América Latina en sumarse al reconocimiento del Estado de Palestina, aunque -como Chile- lo hizo sin mencionar las fronteras de 1967.
“Nos une con Perú una relación histórica desde 1978, cuando abrimos representación diplomática en Lima (…) Perú ha mantenido una política de principios basada en el respeto al derecho internacional y de los derechos del pueblo palestino”, declaró el encargado de América Latina en la Cancillería de la Autoridad Palestina (AP), Hosni Abdelwahed.
La primera visita de un jefe de Estado peruano a la Autoridad Palestina es acogida con una gran satisfacción.
En Ramallah esperan que abra “nuevas perspectivas” y confían en que “sea un paso importante en el fortalecimiento” de sus lazos.
Abdelwahed declinó revelar los detalles de la agenda, según dijo, “por respeto a los dos presidentes”.
Sí confirmó que el dirigente peruano se desplazará a Belén donde reside un pequeña comunidad palestino-peruana y se encuentra la Basílica de la Natividad.
Humala partirá el miércoles a Doha, capital de Catar, donde el jueves sostendrá una reunión de trabajo con el jeque Tamim bin Hamad al Zani. EFE

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*